Durante la conferencias el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que enviará al Congreso una iniciativa de reforma laboral para eliminar el outsourcing, ya que se abusó mucho del mecanismo y se afectó a los trabajadores, y no quiere que su gobierno sea un encubrido de la corrupción.

Señaló que está siendo investigado un “facturero” que tiene a su cargo una nómina de 200,000 trabajadores, es lo más irregular que puede haber y esto afecta a los trabajadores, ya que no se les paga prestaciones.

Se está buscando la manera de que ya no haya abusos, mencionó que en sexenios pasados se hicieron reformas para que las empresas no tuvieran que hacer trámites administrativos y que estos fueron delegados a otras firmas, pero las empresas se aprovecharon.

Con la desaparición de este sistema, habría un impacto negativo cerca del 30% de la PyMes y para más de 8 millones de trabajadores.

Muchas empresas relacionadas con la gestión de personal perderían parte de su negocio, con lo que se verían forzadas a despedir a una gran parte de sus empleados, ante una posible reducción de hasta un 90% de su negocio.